Los navegadores de la competencia ofrecen funcionalidad VPN, aunque como extensiones habilitadas por empresas externas. Para el caso de Opera, su propio navegador incorpora el servicio, basado en la tecnología de SurfEasy, empresa adquirida en 2015.

Otro elemento relevante es que la nueva funcionalidad es totalmente gratuita, sin existir tampoco limitación alguna al volumen de datos gestionados por el servicio.

La funcionalidad está disponible a partir de hoy en la versión para escritorio del navegador, aunque sólo limitada a la última edición para desarrolladores; es decir, la que precede a la beta. Para el caso de Opera, normalmente transcurren seis semanas desde el anuncio de una versión para desarrolladores hasta el lanzamiento de una beta pública estable.

La función VPN es presentada por Opera como una iniciativa a favor de la privacidad de los usuarios, que asimismo proporciona seguridad incrementada para quienes se conectan redes WiFi públicas. Asimismo, la empresa recalca que la funcionalidad VPN permite el acceso a contenidos que han sido bloqueados o segmentados mediante herramientas de geolocalización.

Todo el tráfico de datos que fluya mediante el navegador será cifrado con una clave de 256 bits, recalca Opera.

Finalmente, la empresa indica que la funcionalidad VPN será incorporada en las próximas versiones del navegador para iOS.